Personajes destacados

P. GREGORIO IRIARTE (1925-2012)

Religioso nacido en Olazagutía el 28 de noviembre de 1925 y fallecido en Cochabamba (Bolivia) el 11 de octubre de 2012. En 1950 fue ordenado sacerdote siendo miembro de la congregación religiosa católica “Oblatos de María Inmaculada”.

Llegó a Bolivia en 1964 después de pasar por Argentina y Uruguay. Durante los gobiernos dictatoriales de Bolivia defendió a los obreros mineros desde la Radio Pío XII en la mina Siglo XX de Catavi, en el departamento de Potosí. Fue fundador de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos y protector de los perseguidos políticos.

Los gobiernos dictatoriales lo catalogaron como “amigo de los enemigos del gobierno” y lo expulsaron varias veces del país. Pero él volvió reiteradamente porque consideraba que no podía abandonar Bolivia en las condiciones en las que se encontraba.

Se consideraba a sí mismo como un divulgador, sobre todo de datos socio-económicos y de la enseñanza de la moral. Así, a lo largo de su vida publicó una treintena de libros, entre ellos “Análisis crítico de la realidad” del que se han publicado 18 ediciones. En este libro realizaba anualmente una interpretación de los datos económicos de Bolivia, Latinoamérica y el Mundo de una manera entendible para todos los lectores. Otro de sus libros más exitosos ha sido “Formación en valores. El desarrollo de la dimensión ética de la educación” con 9 ediciones.

En la Biblioteca Pública de Olazti/Olazagutia, que visitaba siempre que volvía a su localidad natal, pueden consultarse varios de sus libros.

PEDRO QUINTANA BENGOETXEA (1928)

Luchador de lucha libre profesional. Se dedicó a la práctica de este deporte durante las décadas de los años 50, 60 y 70. Luchó en lugares de todo el mundo, llegando a ser campeón de España en 22 ocasiones, campeón de Europa en 7 y del mundo en 3, todas en la categoría de peso pesado-ligero. Fue apodado por algunos medios deportivos como “El Hércules Navarro”. En 1976 se retiró de los cuadriláteros después de 26 años de carrera profesional.

ÁNGEL BADOS IPARRAGUIRRE (1945)

Catedrático de Bellas Artes y profesor de escultura en la Universidad del País Vasco. Inició su carrera académica en la Escuela de Artes y Oficios de Pamplona para posteriormente comenzar a dar clases en la facultad de Bellas Artes en Bilbao. Allí ha impartido numerosos talleres que han logrado dirigir y potenciar la obra de numerosos artistas jóvenes del País Vasco. Fue una figura importante del grupo de escultores vascos de la década de los 80, grupo influido por la teoría estética y la obra de Jorge Oteiza.

VICENTE ARGOMÁNIZ EGUIDAZU

Catedrático de lengua latina que ejerció su labor académica en diferentes ciudades como Melilla, Vigo, Zaragoza, Teruel o San Sebastián. Fue un hombre erudito, gran aficionado a la literatura y a la montaña. Asimismo era un gran amante de su pueblo y volvía a Olazagutia siempre que podía. Una de sus grandes aficiones era el charlar con los agrícultores y pastores de la zona y poder conocer de primera mano sus conocimientos populares. Falleció en el año 1974 de manera repentina mientras disfrutaba de un partido de pelota en el frontón Galarreta de San Sebastián. Una plaza de la localidad lleva su nombre.

DOMINGO BADOS

Ejerció de maestro en la escuela de Olazagutía donde había destacado por sus dotes personales y pedagógicas. Fue impulsor de los centros republicano y socialista de la localidad. Fue asesinado el 25 de julio de 1936. Actualmente el colegio público de la localidad lleva su nombre en su honor.

JULIÁN POZUETA GALARZA “KELXINTE”

Párroco de Olazagutía hasta el inicio de la Guerra Civil. Euskaldun y nacionalista escribió varios artículos en la revista Amayur entre los años 1932 y 1934 con el título de “Olazti Aldetik”. En estos artículos analizaba la situación sociopolítica de la época desde su perspectiva personal. Estos textos están recogidos en el libro “Euskara Iruñeko kazetaritzan (1930-1936)-Testu antologia (II)” de Joxemiel Bidador.

CELESTINO POZUETA GALARZA (1898-1968)

Músico nacido el 19 de mayo de 1898. Inició los estudios musicales en Olazagutía. Pero luego los amplió en Alsasua y Pamplona: piano, órgano, armonía y composición.

Escribió un bloque de partituras de temática vasca para banda de txistu, entre las que destaca el pasacalles “Iruñatarra”, popularmente conocido como “La escoba”, que fue instrumentado para Banda de música por Feliciano Beobide. Otras obras suyas también muy populares son “Urbasa”, “Goyerritarra” o “Irimo”.

Falleció en Urretxu el 13 de abril de 1968.
Artículo publicado por Celestino Pozueta en la revista Txistulari